Motorworld Classics Bodensee 2022

Motorworld Classics Bodensee 2022
Hispano Suiza H6B Spohn

El Motorworld Classics Bodensee de Friedrichshafen, en Alemania, siempre ha sido un poco diferente al resto de eventos a los que solemos asistir. Después de la obligada pausa de dos años a causa de la pandemia, entre el 6 y el 8 de mayo por fin pudimos regresar al lago Constanza. En esta feria no solo podemos ver coches clásicos sino que también encontramos aviones, motos, tractores o las exclusivas lanchas de la marca Riva.

motorworld classics bodensee
Riva

Pero con lo que el público más disfruta es con el pequeño circuito exterior. Aquí podemos ver carreras durante todo el día. Poder ver en acción tanto coches como motos y deleitarnos con su sonido. En esta ocasión también vimos una exhibición de drifting, una modalidad muy apreciada por los más jovenes.

motorworld classics bodensee

El recinto ferial de Friedrichshafen dispone de 11 pabellones y aunque este año faltaron algunos concesionarios de clásicos habituales, con la gran afluencia de los diferentes clubs se consiguió llenar todos los pabellones. La mayoría de los clubs presentes eran de marcas alemanas. Con alguna excepción como el club Alfa Romeo.

motorworld classics bodensee
Alfaclub

Por el centenario de Maybach, que se tenía que haber celebrado el pasado año 2021, se expusieron dos unidades del SW38 más un armazón de madera de tejo original. Una pieza de artesanía con más de 80 años de historia y que nos permitía ver las entrañas de unos de los automóviles más lujosos y deseados de su tiempo.

Y es que como no podía ser de otra manera, en la ciudad donde Wilhem Maybach y su hijo Karl fundaron su fábrica de motores. Todos los años podemos ver varias unidades de estos imponentes automóviles.

Maybach SW 38

En el exterior, y a pesar de las tormentas que nos acompañaron todo el fin de semana, la zona dedicada a la acampada estaba una vez más repleta de caravanas clásicas. En esta misma zona central, situada entre los pabellones, es posible aparcar para el aficionado que se acerca a la feria con su clásico. Aunque esta zona se llenó rápidamente.

El FAM, el mayor y más activo club suizo de motos antiguas, se desplazó hasta el lago Constanza con una muestra de motocicletas construidas en el país helvético. Una exposición con ejemplares de varias marcas, algunas de ellas únicas y todas en un estado excepcional.

Aparte de los clubs presentes en el interior, el sábado pudimos ver en el exterior a varios integrantes del club Bugatti de Alemania. Algo que me sigue fascinando y que nunca me canso de ver es a estos coches centenarios rodando por nuestras carreteras.

En Friedrichshafen vemos también cada año un gran número de unidades de la American LaFrance. Estos vehículos americanos nacidos como camiones de bomberos y reconvertidos en coches de carreras. Ver rodar estos mastodontes por el circuito es toda una experiencia, aunque lo más increíble es que muchos de ellos llegan hasta la feria rodando.

American LaFrance

Después de dos años de pausa, los más de 600 expositores se mostraban satisfechos con la afluencia de público. Durante los tres días de feria acudieron a Friedrichshafen 31.300 visitantes, una cifra que si bien quedó algo por debajo de los 38.300 del año 2019, dejaba muy buenas sensaciones a los organizadores.

El próximo año esta feria volverá a tener su antiguo nombre «Klassikwelt Bodensee». Después de tres ediciones a cargo del Motorworld Group, la feria de Friedrichshafen y el Motorworld dejarán de cooperar y el evento recuperará el nombre con el que se celebró entre los años 2008 y el 2017. Les dejamos con una amplia galería de imágenes y nos vemos en el próximo Klassikwelt Bodensee que tendrá lugar entre el 5 y el 7 de mayo del 2023.

Fotografías: Jose González.

Deja un comentario