Lamborghini Genesis 1988

En el salón del automóvil de Turín del año 1988, Bertone presentó un vehículo que rompía con todo lo visto hasta ese momento, el Lamborghini Bertone Genesis. Una arriesgada apuesta que pretendía convertir un coche familiar en todo un superdeportivo. En aquellos años el segmento de los monovolumenes era un nicho apenas inexplorado, donde en el mercado europeo empezaba a triunfar el Renault Espace. Bertone mostró como podría haber sido el futuro de estos vehículos y su posible conversión en un deportivo de altas prestaciones donde poder llevar a toda la familia.

Para ello utilizó componentes de uno de los más prestigiosos fabricantes de deportivos italianos, Lamborghini. El chasis empleado provenía del Espada y tenía una batalla de 2,65 metros. La longitud llegaba a los 4,48 m, con una anchura de 2 m y una altura de 1,52 m. Pero lo más llamativo del Genesis era el motor utilizado, nada menos que el V12 de 5.167 cc y 455 cv de potencia del Lamborghini Countach LP5000 S Quattrovalvole. El propulsor estaba situado en posición central y la potencia se trasladaba al eje posterior gracias a una transmisión automática de tres relaciones de origen Chrysler, que por aquel entonces era la propietaria de Lamborghini. Los neumáticos utilizados eran enormes, con unas medidas de 225/45 x16 delante y 285/40 x17 en la parte trasera.

Las puertas delanteras se abren hacia arriba y las traseras son correderas. Así se accede a un lujoso interior dotado de cinco asientos deportivos tapizados en Alcantara. El interior modulable nos permite por ejemplo girar el asiento del copiloto hacia detrás o plegar el asiento central trasero para convertirlo en una mesa. El equipamiento interior también contaba con un equipo de sonido y de video de los más avanzados de su época.

Quizás el mercado no estaba preparado para un vehículo de estas características y nadie quiso asumir el riesgo de fabricar el Genesis en serie, con lo que el prototipo de Bertone se quedaría en un coche único. En el año 2015 el Automotoclub Storico Italiano adquirió la colección completa de la Carrozzeria Bertone, que está compuesta de 81 piezas obra del maestro carrocero italiano y a la que pertenece el Lamborghini Genesis. Esta colección ha sido declarada bien de interés cultural por el gobierno italiano por lo que no podrá ser separada vendiendo coches individualmente y tampoco podrá ser vendida fuera del país. La colección se puede visitar en el museo Volandia, que está situado en el aeropuerto de Malpensa, en Milán.

Fotografías: Jose González.

Deja un comentario